6 nov. 2009

Barras bravas

La noticia de la chica que termino muerta por culpa de un grupo de barristas fue una de las pocas que me ha ‘conmovido’ por decirlo así, porque los otros casos que suenan a cada rato en las noticias la verdad que ya me tienen cansada( por favor, Eva y Abencia ya están encerradas, déjenlas en paz). Tal vez porque me identifico con la señorita, ha terminado hace poco la carrera de contabilidad, como yo, y además se le ve tranquila y trabajadora, como yo. Es decir la que iba en ese coaster pude haber sido yo, imagínense, como puede reaccionar una chica, ante toda una turba de forajidos que se suben en el vehículo en el que viajas, no quiero ni pensar por lo que tuvo que pasar antes del horrible desenlace.
(Aquí los videos.)
  En mayo pasado el equipo del Sport Boys vino a jugar a Chancay, y trajo consigo su barra. Los barristas llegaron en unos siete ómnibus, que aparentemente fueron financiados por los dirigentes del equipo. De inmediato se dirigieron al centro de la ciudad y se enfrentaron con las barras de la “U” y del “Alianza Lima”, andaban con palos y habían algunos que tenían armas, lanzaban piedras a las casas y vehículos, rompiendo los vidrios de las ventanas de mi calle, al que le toco la peor fue al colegio que esta cerca de mi casa.  Como yo, muchos tuvieron que cerrar sus tiendas, del susto. Pero igual se las arreglaron para robarle a las carretillas y kioscos que encontraron a su paso. Ya dentro del estadio también atacaron a las personas que solo querían ver el partido. Lo peor fue después del partido porque volvieron a hacer de las suyas, pero ahora en el resto de la ciudad
Todos nos preguntamos cual es la solución que debe dar el gobierno a este problema de las barras bravas, que ya llego al colmo, acabando con una vida que no tenia nada que ver con ese mundo.
Lo que yo me pregunto es en donde están las madres de esos muchachos, por que dejan que tengan malas juntas, porque los dejan salir de sus casas a cualquier hora, por que no los vigilan, no entiendo, muchos de los chicos que vinieron desde el Callao hasta Chancay, se escaparon de sus casas, solo por un partido, y han tenido que robar o pedir comida, no tienen otra cosa que hacer en sus casas. Yo jamás dejaría que un hijo mío ande así, y no creo que el que la mamá trabaje sea una excusa, por ultimo si no puedo hacer que mi hijo se separe de las malas juntas me mudo de ciudad.

No hay comentarios.: