30 abr. 2006

El chiste del mes


Un mendigo estaba pidiendo limosna en la calle. De repente, aparece un hombre que le dice:
-¡ No, no les doy limosna a los que piden en la calle!
En eso el limosnero le responde:
-Entonces, aquí tiene mi direccion para que me la lleve a mi casa.

No hay comentarios.: